Axaragua lleva a cabo una campaña de concienciación para el uso responsable de mascarillas, guantes y toallitas

 

  • La empresa pública dependiente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Axarquía advierte del coste medioambiental y económico que tiene la acumulación de este tipo de materiales en las conducciones del sistema de depuración
  • La institución también hace un llamamiento al consumo equilibrado y óptimo del agua durante estos meses de verano

 

RP Campaña concienciación Axaragua 2

El presidente de Aguas y Saneamiento de la Axarquía (Axaragua), José Juan Jiménez; el vicepresidente, Gregorio Campos y el consejero delegado Raúl Peña han dado a conocer esta mañana la campaña “Formas parte del ciclo del agua. El agua es vida, cuídala” que ha puesto en marcha la empresa pública dependiente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Axarquía para concienciar a la población sobre el uso responsable de mascarillas, guantes y toallitas.

“Estamos preocupados por las consecuencias económicas y medioambientales que puede tener el depósito de toallitas y guantes en nuestras conducciones. No se pueden arrojar al inodoro como tampoco las toallitas que tantos problemas de atoro y contaminación nos siguen dando”, ha manifestado Jiménez quien ha pedido “un uso responsable de estos elementos que no pueden tirarse en cualquier parte”. “#Estevirusloparamostodos es el hastag al que nos hemos sumado y con el que queremos recordar a todos y a todas que en la nueva normalidad tenemos que utilizar mascarillas en espacios públicos pero también tenemos que ser responsables con su uso, y juntos velar por la limpieza de nuestro entorno”, ha agregado

Con respecto a la campaña, Campos ha detallado que ésta se llevará a cabo durante todo el verano a través de redes sociales, cuñas de radio e inserciones en medios digitales.“El objetivo es concienciar a la población de la trascendencia que tiene para el sistema de depuración el atasco de toallitas, guantes y mascarillas. Nuestra red de saneamiento impide que lleguen hasta el mar pero si antes frenábamos al monstruo de las toallitas ahora todos juntos tenemos que combatir al de las marcarillas y guantes para evitar que acaben en nuestras depuradoras”, ha subrayado el vicepresidente de Axaragua quien ha incidido “en ese pequeños esfuerzo que todos debemos hacer para que no lleguen a nuestra red de saneamiento”.

El vicepresidente de Axaragua ha aprovechado también para recordar “a los vecinos, vecinas y visitantes que el agua es un bien escaso, finito y muy necesario para la vida por lo que hay que velar por su consumo responsable”. “Esto tenemos que recordarlo cuando llenamos nuestras piscinas, con las duchas de verano de la playa o de casa o al fregar los platos”, ha apuntado Campos quien ha pedido “control con el gasto de este recurso natural”. “Tenemos un clima mediterráneo con escasas precipitaciones, abastecemos a cuatro municipios con 220.000 usuarios y nuestra situación hidrológica nos obliga a limitar los usos y adecuarlos a dicha situación”, ha destacado Campos. “Desde Axaragua trabajamos continuamente para mejorar nuestras instalaciones de forma que propicien un ahorro pero todos tenemos un compromiso con nuestros recursos hídricos y podemos demostrarlo con pequeños gestos”, ha finalizado su intervención recordando "el papel principal que tiene el buen estado de las playas en el sector turístico, vital para la creación de empleo y el desarrollo económico de nuestra comarcal".

Por su parte, Peña ha explicado que en 2019, el peso total de residuos sólidos facturado por el Consorcio Provincial de Residuos Urbanos, fue de 700 toneladas, y el importe de 51.900 euros.”El gasto de su transporte en contenedores fue de 15.000 euros. De esas cantidades aproximadamente el 50 por ciento se puede atribuir a las toallitas, el resto son principalmente arenas”, ha detallado el consejero delegado quien ha apuntado que Axaragua gestiona 60 kilómetros de tubería.

El gasto total en servicios de desatoros fue de unos 55.000 euros, “de los cuales podría estimarse que un tercio es ocasionado por las toallitas”. “Una pequeña parte del gasto en grúas también se podría considerar”, ha añadido.

“Pero además de esos costes directos, las toallitas también ocasionan aumento de gasto en mantenimiento, reparaciones, o consumo eléctrico de las bombas, entre otros. Sin mencionar los problemas medioambientales que pueden acarrear los vertidos de aguas residuales a causa de los atascos”, ha señalado incidiendo en que “está en nuestra mano combatir a ese monstruo que hay en la red de saneamiento para conseguir juntos el medio ambiente que merecen nuestras futuras generaciones”. “Todos podemos conseguirlo, todos formamos parte del ciclo integral del agua”, ha apostillado.

Según las estimación más baja que hace la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS), el sobrecoste para el servicio que suponen las toallitas, es de un 8 por ciento de los costes de depuración, “que en nuestro caso sería de unos 500.000 euros al año”, ha concluido.