Un estudio de Axaragua revela que la existencia de materiales arcillosos en la playa podrían originar las natas en el mar

  • Estos sedimentos forman parte de un proceso natural que llegaría a la costa como consecuencia de las lluvias y por el arrastre de los ríos convirtiéndose en polvo en suspensión. Son partículas tan pequeñas que no se quedan en el fondo y se asocian con la agitación de las olas. Los componentes mayoritarios son la illita y la caolinita, junto a otros como el cuarzo, la calcita y la halita.
  • Los análisis mineralógicos – realizados con  difracción de rayos x y microscopía electrónica - han sido elaborados por el área de Cristalografía y Minerología de la Universidad de Málaga

Presentación estudio Axaragua natas 2

La empresa pública de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Axarquía, Agua y Saneamiento de la Axarquía (Axaragua), ha realizado un estudio en el que ha participado la Universidad de Málaga para conocer la naturaleza de las llamadas “natas” que se encuentran en ocasiones en la superficie del mar. Según los análisis mineralógicos realizados por el área de Cristalografía y Minerología de la Universidad de Málaga éstas estarían relacionadas con la presencia de materiales arcillosos típicos de la comarca de la Axarquía.

“No se trata de vertidos de agua residual sin depurar ni tampoco de deshechos procedentes de la limpieza de un barco que pasa frente a nuestras playas. Las famosas natas que cada año en verano provocan numerosas quejas entre los bañistas de nuestro litoral no tienen un origen fecal y su formación está estrechamente relacionada con la naturaleza de los materiales que arrastran nuestros ríos y que finalmente se depositan en nuestras playas”, ha explicado el consejero de Axaragua, Raúl Peña quien junto al consejero José María Jiménez; el jefe de Explotación de Axaragua, Antolín de Benito y el profesor Francisco Ignacio Franco Duro, han dado hoy a conocer las conclusiones de este estudio realizado por la empresa pública de aguas dependiente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Axarquíaen el que la Universidad de Málaga se ha encargado de poner los métodos analíticos.

“A pesar de que sabemos que la calidad de las aguas depuradas que salen de nuestras cumplan con todos los parámetros legales y medioambientales  estábamos preocupados por este fenómeno que tiene lugar en todo el litoral y cuyo origen queríamos conocer”, ha señalado Jiménez.

El jefe de Explotación de Axaragua y responsable del estudio, Antolín de Benito, ha explicado que “nuestro estudio se ha centrado en analizar aquellas natas que aparecen con más frecuencia en nuestro litoral. Aquellas de apariencia desagradable, de color marrón y aspecto espumoso. Nosotros las denominamos “capuchinas”. Hemos dejado fuera de este estudio aquellas natas, mucho menos frecuentes, que poseen colores vivos  - verdes o

Rojos - y que se deben a proliferaciones masivas de algas (fenómeno conocido como bloom)”.

El estudio recoge que lejos de lo que se podría pensar acerca de estas natas, “casi todo lo que la componen es materia inorgánica”. Los análisis realizados en los Servicios Centrales de Apoyo a la Investigación (SCAI), de la Universidad de Málaga, utilizando técnicas de difracción de rayos x y microscopía electrónica, han confirmado que “minerales de la arcilla como la illita y la caolinita son los componentes mayoritarios, junto a otros materiales como el cuarzo, la calcita y la halita” . “Dichos minerales están presentes en la arena de nuestras playas y dado que son de tamaño muy pequeño - inferior a dos micras en el caso de las arcillas-, tienen gran facilidad para formar

suspensiones en aguas dinámicas como las marinas”, ha agregado de Benito quien ha comentado que “llevan años trabajando en este estudio.

Por su parte, el profesor Francisco Ignacio Franco Duro, del área de Cristalografía y Mineralogía de la Universidad de Málaga, ha sugerido que “las propiedades tixotrópicas de las arcillas podrían explicar la ocasional asociación de estas partículas minerales en agregados muy porosos que pueden quedar suspendidos en la superficie marina de las aguas costeras, dando la apariencia de natas”.  Franco, quien ha asegurado que  “son producto del proceso natural de la sedimentación e inocuos para la salud”, ha resaltado que los resultados han confirmado que la composición de las natas es “casi exclusivamente mineralógico” y que “forman parte de la geología de nuestras montañas”.

La lluvia y el arrastre de los ríos es lo que provoca que acaben formando parte de la arena de las playas.  “Se trata de ese polvo fino que recuerda al cemento. A quien no le ha llamado la atención cuando los niños juegan con un cubo lleno de arena en la playa y al añadir agua se forma nata. Lo único que están haciendo es reproducir en un cubo lo que de forma natural ocurre en nuestras playas cuando las olas barren nuestras orillas”, ha ejemplificado el jefe de Explotación de Axaragua.

Para dar continuidad a este estudio, los consejeros de Axaragua han anunciado un convenio de colaboración con la UMA para continuar con el estudio de las natas. Este contempla la caracterización de aquellas que vayab apareciendo en la costa en cualquier época del año.